jueves, 14 de febrero de 2013

Tras 46 años de embrazo dio a luz a un bebé de piedra

En 1965, la marroquí Zahra Aboutalib fue llevada al hospital tras sentir los dolores del parto. Mientras se preparaba para dar a luz, vio como una mujer moría tras una cesárea. Fué entonces cuando se asustó y salió huyendo del hospital. En los siguientes días tuvo que soportar fuertes dolores, que finalmente desaparecieron cuando el bebé dejó de patear. Zahra creyó que era como un niño dormido que, según la creencia marroquí significa que los bebés pueden vivir en el vientre materno para proteger su honor. En 2012, a los 75 años de edad, los dolores en el vientre volvieron y decidió que ya había llegado la hora de volver al hospital. Los médicos le realizaron un ultrasonido y descubrieron que había tenido un embarazo ectópico, es decir, que el embrión se desarrolló fuera del útero. Tuvo que ser intervenida para lograr sacar al feto, y cuando lo sacaron se encontraron con un bebé totalmente petrificado. Un fenómeno muy curioso, que solo se tiene documentado en 290 casos en todo el mundo. También es sorprendente como su organismo aceptó al feto muerto como si un órgano más se tratase.


Quizás también te interese:




No hay comentarios:

Publicar un comentario