miércoles, 13 de febrero de 2013

Le denegaron el derecho a votar "por estar muerta"

Johanna Franz, una ciudadana austriaca de 92 años acudió a su ayuntamiento para intentar averiguar por qué no aparecía en el censo de votantes. La mujer se quedó perpleja cuando los funcionarios municipales le comunicaron que no podía votar porque, según los registros oficiales, “llevaba meses muerta”.

“Me quedé muy sorprendida cuando me dijeron que había muerto en primavera”, afirma Johanna, que asegura que continúa practicando su pasatiempo favorito: la jardinería.

Pero Johanna se lo ha tomado con humor y, parafraseando a Mark Twain, ha dicho: “Las informaciones sobre mi muerte han sido exageradas”. Sandra Frauenberger, portavoz de la Administración de Austria, ha confirmado el error y ha asegurado que la señora Franz “ha sido resucitada, en términos administrativos”.
“No volverá a pasar”, asegura Frauenberger. Y la señora Franz pudo votar sin ningún problema.




Quizás también te interese:

No hay comentarios:

Publicar un comentario