lunes, 4 de febrero de 2013

10 maravillas naturales de Europa

La Calzada de los Gigantes, en Irlanda del Norte
La leyenda atribuye su creación a un gigante irlandés que construyó una calzada para cruzar el mar hasta Escocia. Situada en la costa norte de Irlanda, esta formación volcánica contiene 40.000 columnas hexagonales hechas de lava que desaparecen en el mar.




Las Bárdenas Reales, España



Situado al sur de Pamplona, el desierto de las Bárdenas es un lugar único en Europa. A lo largo de 45 kilómetros, y rodeado de montañas de arcilla, el desierto se compone principalmente de dunas con grietas y barrancos. 



El Danubio, Austria



El Danubio fluye a través de diez países a lo largo de casi 3.000 kilómetros y está estrechamente asociado con Austria: El Imperio Austro-Húngaro fue apodado 'La Monarquía del Danubio'. En sus orillas viven cerca de 300 especies de aves y de plantas únicas en el mundo.


La Capadocia, Turquía



Situados en un altiplano a más de 1.000 metros de altitud, los paisajes lunares de la Capadocia se han forjado a través del tiempo por las fuerzas de la naturaleza: la erosión del agua, el viento y el frío. Desde el siglo VII, sus monasterios y pueblos fueron construidos bajo la tierra, en la misma roca.


La Camargue, Francia



Símbolo del alma de la Provenza, esta zona pantanosa formada por el delta del Ródano abarca 140.000 hectáreas entre el río y el mar Mediterráneo. Poblada de caballos y toros de la tierra, la Camargue tiene además una fauna y una flora únicas y protegidas en Francia desde 1970.


Los Lagos de Plitvice, en Croacia



Emblemático en Croacia, el Parque Plitvice está formado por un conjunto de 16 lagos conectados por 92 cataratas. Rodeado de un hermoso bosque, los visitantes pueden visitarlo a lo largo de una carretera hecha de troncos o en barco por los lagos.


La Laguna Azul, en Islandia


La Laguna Azul es un balneario natural ubicado en un antiguo campo de lava. Incluso en invierno la temperatura del agua llega a los 38 grados. Muy rica en minerales, se ha reconocido que tiene propiedades curativas para distintos problemas de la piel. La única pega que se le puede poner es el fétido olor del azufre en el agua.


El volcán Etna, en Italia



En la Antigüedad, este volcán era un símbolo de Italia muy venerado. Con 3.350 metros, el Etna está todavía activo y tuvo más de cien erupciones en el siglo XX. Un micro clima relativamente húmedo prevalece alrededor del cráter, favoreciendo una fértil agricultura en sus suelos volcánicos.


El Parque Nacional de Abisko, Suecia



Más allá del Círculo Polar, en el centro de Laponia, se encuentra el Parque Nacional de Abisko. Allí, cerca de 40.000 ejemplares del animal más emblemático del país, el reno, campan a sus anchas. También abundan los osos pardos, los zorros y los linces. Contrariamente a la idea que se tiene, el clima es frío en invierno (alrededor de -40º), aunque la temperatura puede alcanzar los 30º en verano.


Bosque de Bialowieza, Polonia



Se trata del último bosque virgen de Europa, el último pedazo de bosque originario con una riqueza natural inusitada, donde habitan especies únicas como el bisonte europeo, una rareza de la zona. A él acceden muy pocos turistas, dado que para conocerlo hay que tramitar un permisio del Ministerio del Interior.

Quizás también te interese:

http://curiositiespro.blogspot.com.es/2013/01/10-maravillas-naturales-del-mundo.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario